Cómo elegir una carrera

Consejos para elegir una carrera

Va llegando el fin de la preparatoria y se hace inminente elegir entre ingresar en el mercado laboral, o seguir estudiando una carrera que nos satisfaga. Este último es el camino más elegido por entre los jóvenes egresados y quienes deciden retomar los estudios tiempo después. Pero, ¿cómo elegir esa carrera?

Tipos de carreras

El mercado educativo nos propone un enorme abanico de opciones, entre carreras cortas, con rápida salida laboral y que no poseen un cursado más extenso que uno a dos años, y aquellas denominadas tecnicaturas, que son el punto intermedio a una carrera corta y una extendida, pero que garantizan títulos con aval nacional e internacional.

Por otro lado, también hay carreras largas, de cuatro a seis años de duración, que ofrecen títulos más avanzados, incluyendo licenciaturas, ingenierías y otras. Luego, podrás optar por doctorados, maestrías y otras especializaciones, habiendo recorrido ya un buen tramo en tu formación.

Qué tener en cuenta al elegir una carrera

A la hora de elegir una carrera debes tener en cuenta tus pasiones y gustos, pero también analizar el mercado laboral actual y futuro. Hay carreras que se ponen en boga a partir de nuevas necesidades del mercado, e incluso cursos y tecnicaturas mucho más específicas.

Las carreras cortas ofrecen la posibilidad de interiorizarnos en los conceptos específicos de la temática, para poder ingresar al mercado laboral en menos tiempo, dejando abierta la puerta a una futura extensión en los conocimientos. Es una opción más que válida para quienes regresan a estudiar, sin embargo, su elección también merece cumplir con los análisis básicos.

Para elegir una carrera debes tener en cuenta numerosos factores. En primer lugar, analiza qué es lo que te gusta, qué te apasiona, o en qué mercado te gustaría insertarte una vez culminados los estudios. A ello se suma la practicidad de estudiar esa carrera, y las posibilidades que tienes a futuro.

Seguro que si tu pasión es la escultura puedes estudiar artes, a sabiendas de que ese título te permitirá, por ejemplo, dar clases de arte mientras te desarrollas como escultor, logrando el éxito con el tiempo.

Debes elegir una carrera que te guste, que te brinde buenas posibilidades de desarrollo a futuro, que te permita ampliar tus horizontes, pero prefiriendo las aplicaciones que también te permitan un sustento.

Finalmente, no olvides tener en cuenta cuáles son tus metas y objetivos y en qué mercado quisieras desarrollar tus actividades: ser un experto biólogo marino no te augurará un buen futuro si te dedicas a trabajar en el desierto, como ser un sabiondo ingeniero en astrofísica no te permitirá un amplio desarrollo en una granja alejada de la tecnología.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo elegir una carrera, te sugerimos que visites nuestra sección Trabajo.

Esta nota te fue útil?

26 valoraciones. El 73% dice que es útil.