Cómo elevar la moral del personal de una empresa

La motivación y la productividad en el trabajo

A lo largo del año sucede que hay épocas de mayor y de menor productividad en cualquier empresa. Se trata de momentos en los que el personal se siente más o menos motivado para las labores a cumplir, en base a diversas situaciones internas y externas a la compañía y a las labores. Aprendamos algunas formas de mantener la moral siempre alta, para que el nivel de productividad le siga el ritmo.

Como elevar la moral y la motivación del personal

El personal de nuestra empresa es un grupo de personas que mantienen vidas independientes, cada quien con sus dudas, conflictos, situaciones difíciles, problemas y demás. Aunque esto afecta sobre su desempeño, no hay mucho que podamos hacer al respecto. Sin embargo, sí podemos procurar un ambiente seguro de trabajo para permitir un corte con su vida social durante las horas de trabajo.

Los temas monetarios son muy influyentes al respecto. Si tu personal goza de un salario adecuado, y en buenas condiciones, seguramente estará más motivado que si mes a mes tiene que esperar para cobrar una cifra que no les resulta suficiente. También los sistemas de premiación por buen desempeño elevan la moral. Podemos hacer pequeños premios para que cada día más empleados puedan alcanzarlos, dándoles el ímpetu necesario para querer repetir la acción.

El relax y el descanso son igual de importantes que las premiaciones. Sobre-exigir al personal es llevarlos directamente al desgaste. En cambio, debemos permitir un tiempo de descanso en cada jornada: pausas entre las labores, un período de almuerzo más prolongado y demás. Siempre disponer de botellones de agua fría y caliente e infusiones, y también frutas de estación o bocadillos sanos, para que aprovechen estas pausas con alimentos y bebidas saludables, lo que les energizará de manera adecuada.

En lo que nos sea posible, es bueno organizar una o dos veces al año jornadas de relax. Un día de actividades y competencias para toda la familia, con almuerzo y juegos, al inicio y al fin de la jornada anual, serán muy buena idea para fortalecer las relaciones entre los compañeros. A lo largo del año, se puede organizar otros dos encuentros sólo para el personal, de asistencia optativa, para participar de actividades que les motiven y despejen de todo lo demás. Podemos disponer al personal en grupos y aprovechar un día de trabajo, e invitarlos con una jornada de guerra de paintball, un torneo de truco, juegos de mesa, deportes u otra actividad que le permita a los empleados distenderse de sus vidas personales y laborales al mismo tiempo.

No hay que considerar los gastos que implica realizar estas jornadas como algo inútil o sin sentido. Ese es un gran error, ya que será dinero invertido en pro de la productividad de la empresa.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo elevar la moral del personal de una empresa, te sugerimos que visites nuestra sección Trabajo.

Esta nota te fue útil?

3 valoraciones. El 67% dice que es útil.