Cómo elegir el menú para las viandas semanales

Las viandas pueden ser saludables

Comer fuera de casa no es sinónimo de "comer mal", en especial cuando aprendemos a planificar viandas saludables que podemos hacer o encargar en tiendas especializadas. Así, dejamos atrás a las comidas rápidas y a los snacks poco saludables, para convertirlos en menúes completos y bien apropiados para seguir el día con un cuerpo bien nutrido y libre de pesadez.

El delivery también puede ser sano

Hoy las empresas de delivery de viandas se han especializado en crear menúes completos y variados, para alimentos fríos o calientes que escapan de los panificados llenos de grasas y de las golosinas. Puedes encargar menúes semanales, o también preparar tus propias viandas. Y si en tu empresa cuentan con microondas, tu comida fuera de casa no tenga nada que envidiar al almuerzo hogareño.

La comida mexicana es deliciosa, pero quizás no es la más adecuada para comer en la oficina. Puede provocarte malestares estomacales o problemas digestivos, indeseados en la oficina. En cambio, escoge una rica porción de tarta de verduras o una empanadita liviana, y deja los tacos y quesadillas para el fin de semana, entre amigos.

Finalmente, no subestimes las ensaladas, no son sólo de lechuga y tomate. En las tiendas de viandas encontrarás un surtido de ensaladas completas, con pastas, carnes blancas, jamón, quesos de diversos tipos, y con una adecuada mezcla de verduras y hojas. Te vas a sentir saciado, bien alimentado, y liviano. ¡Son ideales para comer en la oficina!

Opciones para viandas caseras y saludables

Al momento de elegir el menú de la vianda hay numerosas combinaciones de platos, compuestos de carnes, granos, legumbres, vegetales y frutas. Además, los contenedores herméticos posibilitan que los alimentos se mantengan en las mejores condiciones hasta su hora de consumo, siempre y cuando no condimentemos antes de tiempo.

Entre los menúes más apropiados, puedes crear combinaciones que te alimenten de manera ejemplar, y que no te aporten pesadez, para poder seguir trabajando sin dificultades. Por ejemplo, una buena vianda puede ser una porción de pollo (asado, a la plancha, al horno) acompañado de una ensalada liviana y refrescante, y una fruta de postre. De preferencia, elige un pollo al limón y no uno condimentado, y una fruta liviana en lugar de una demasiado llenadora (como un trozo de sandía). Estas frutas también son una buena opción para la merienda o para la hora de regresar a casa.

Que comas fuera de casa no significa que no puedas disfrutar de una rica sopa o una crema. Puedes prepararla en casa y llevarla en un contenedor hermético, o comprarla en una tienda especializada. También, claro, hoy en el mercado vas a encontrar sopas instantáneas en verdad deliciosas, que incluyen hasta crouttones y trocitos de jamón y otros complementos. La sopa instantánea ha dejado de ser insípida, y puedes aprovecharla en esos días fríos de invierno, para seguir trabajando bien alimentado y sin sueño ni pesadez.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo elegir el menú para las viandas semanales , te sugerimos que visites nuestra sección Trabajo.

Esta nota te fue útil?

29 valoraciones. El 62% dice que es útil.