Cómo Organizar los Puestos de Trabajo en una Peluquería

Tareas de Cada Trabajador en una Peluquería

Aunque no lo parezca, una peluquería tiene que estar organizada con distintos puestos de trabajo. Un buen equipo debe asumir una serie de roles y cargos de los que deberá responsabilizarse. Además de conseguir una mayor efectividad a la hora de cumplir con el trabajo, esta organización es muy importante para que haya un buen ambiente dentro del equipo. No olvidemos que trabajamos de cara al público, por lo que la relación entre los miembros debe ser lo mejor posible.

Para ello, cada uno deberá responsabilizarse de su cometido, y no dejar nada a medias de forma que impidamos el buen trabajo del encargado de la tarea posterior a la nuestra.

¿Qué puestos de trabajo hay en una peluquería?

Fundamentalmente, un buen equipo estará formado por:

- Director
- Recepcionista
- Champunier
- Ayudantes
- Peluqueros
- Técnicos
- Manicuras
- Esteticistas.

Para comprender bien la tarea que deberá afrontar cada uno, vamos a resumir sus funciones y obligaciones fundamentales:

Tareas del director de la peluquería

Como en todo equipo bien organizado, siempre será imprescindible la figura de un director, el cual será el principal responsable del funcionamiento de la peluquería.
Para este cargo, no es necesario tener nociones de peluquería, aunque siempre será conveniente, ya que de ese modo podrá administrar mejor y definir las capacidades del resto del equipo.

En cuanto al equipo, el director será el encargado de que todos los miembros cumplan bien con su labor. Por ello, es imprescindible que los conozca y observe a todos y cada uno de ellos. Deberá trabajar especialmente en relación con el recepcionista, para controlar que el resto de la cadena vaya cumpliendo los plazos y servicios estimados en recepción.

Si nuestra empresa es un salón perteneciente a una marca, el director será el responsable de estar en constante contacto con el director general de tal compañía. También se tendrá que responsabilizar de los proveedores, así como llevar una relación de los productos que hay disponibles en el almacén, procurando que nunca falte nada.

Es recomendable que cada cierto tiempo, el director convoque reuniones con todo el equipo para analizar los aspectos que se deben corregir y limar asperezas entre los miembros, si se da el caso.

El trabajo del recepcionista

Su labor es de una gran importancia, puesto que será el encargado de organizar todo el trabajo.
Desde el momento en que un cliente entra a nuestro salón, el recepcionista deberá preparar toda la cadena de trabajo. Para ello, preguntará qué es lo que necesita el cliente, haciendo una ficha de éste con todos los datos pertinentes y haciendo un orden de trabajo, adjudicando a cada uno de los trabajadores su cometido.

Otra función del recepcionista es la de informar sobre los servicios y precios que ofrece la peluquería, así como acomodar a la clientela dependiendo del trabajo que haya solicitado.

Por otra parte, deberá responsabilizarse también de que no entren vendedores ambulantes o personas que puedan molestar a los clientes, así como atender las quejas y problemas que se puedan causar de forma que se solucionen lo antes posible y con la mayor eficiencia.

El champunier

Será el encargado de acompañar al cliente al lavacabezas y facilitar un peinador, en el caso de que el recepcionista esté ocupado. Antes de empezar con el lavado, analizará el estado y tipo de cabello del cliente, preguntará si utiliza algún producto específico, etc.

Es muy importante que el champunier pueda acceder en todo momento a las fichas de los clientes, puesto que es imprescindible que tenga en cuenta trabajos que se hayan realizado con anterioridad. Una vez comprobado todo, procederá al lavado, masaje y secado del cabello. Después, acompañará al cliente al tocador y desenredará el pelo en caso de que no haya un ayudante disponible. Por otro lado, deberá responsabilizarse de que nunca falten los productos que utiliza en el almacén.

Tareas de los ayudantes de una peluquería

Serán los encargados de mantener organizado y limpio el salón, así como de facilitar la tarea del resto del equipo. Cada vez que se finalice un servicio, irá al tocador para dejarlo todo a punto para el siguiente cliente, limpiando, ordenando y retirando lo que ya haya sido usado.
También repondrá los productos que se agoten, de forma que los peluqueros no tengan que estar desplazándose al almacén.

El trabajo de los peluqueros

Los peluqueros organizarán los trabajos que se van a realizar a los clientes, así como supervisar a los compañeros que se encuentren a su cargo. En todo momento, deberá comprobar la perfecta limpieza de los puestos de trabajo y del salón en general.
Para no interrumpir su trabajo, mantendrá informado al ayudante de los productos que necesita.

Los técnicos de una peluquería

Trabajará codo a codo junto al peluquero, supervisando los trabajos y planificando los servicios que se hará el cliente en sucesivas visitas.
Se encargará de los trabajos como tintes y aplicación de productos químicos en general. Deberá mantener informado al ayudante en todo momento sobre los productos que precisa para su labor.

Tareas de las manicuras y esteticistas

En este puesto de trabajo deberán mantener un perfecto orden, y estarán siempre en contacto con el recepcionista y los peluqueros. En caso de necesitar productos, serán responsables de acudir al almacén para buscarlos, así como de informar en caso de que haya que reponer. Su trabajo es, en cierto modo, un tanto independiente al del resto del equipo.

Si tenemos en cuenta estos puestos, y cumplimos con sus exigencias, conseguiremos un trabajo rápido, limpio y de calidad en la peluquería.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Organizar los Puestos de Trabajo en una Peluquería, te sugerimos que visites nuestra sección Trabajo.

Esta nota te fue útil?

79 valoraciones. El 89% dice que es útil.