Cómo Vender Ropa

Consejos para Vender Ropa

La venta de ropa es una buena manera de salir a flote en tiempos difíciles, de mejorar los ingresos de tu hogar e, incluso, de crear una fuente financiera de vida, trabajando a tu ritmo y tiempo y con la modalidad que prefieras.
En esta nota veremos algunos buenos consejos para emprender un negocio de venta de ropa.

Cómo vender ropa en un negocio

La venta de ropa nueva a través de un local es quizás, la más elaborada de estas formas de comercio. Requerirás de un espacio físico para exhibir la mercadería a tu clientela, aunque puedes apoyarte con plataformas virtuales.

El mecanismo del comercio es el convencional: visitas una tienda mayorista y compras una cierta cantidad de prendas, a menor costo que el de venta minorista. Luego, calculas tus gastos por mantenimiento de local, por compra y todos los demás, y se lo sumas al de la ropa nueva. Finalmente, agregas un proporcional de ganancias, y sólo resta dar el alta legal a tu tienda para abrir las puertas a todos tus compradores.

Cómo vender ropa por catálogo

La venta de ropa por catálogo es más simple en su mecánica, aunque es también más exigida, pues debes cumplir mínimos y adecuarte a las condiciones y reglas de la empresa.

Para vender ropa por catálogo debes suscribirte a un programa de ventas, y te enviarán el listado con los productos, el tiempo máximo para realizar los pedidos, y las condiciones generales.

Tú debes hacer todo el trabajo: contactar a los clientes, con conocidos o desconocidos, y mostrarles el catálogo de productos. Cada comprador indica cuáles son las prendas de su elección, y tú haces el pedido, para dárselos al cliente comprador cuando llegue el envío en bulto, o cuando haya finalizado la "campaña" o plazo de ventas de las prendas en cuestión.

Bases para la venta de ropa

Sea nueva, usada, por catálogo, por encargo o la modalidad que sea, asegúrate de cumplir con estos dos valiosos consejos para el éxito:

Vende las prendas en condiciones: Lava, remienda, plancha y deja en perfectas condiciones la ropa, en especial si fuera usada. Revísala de fallos de fábrica y detalles que podrían costarte clientes antes de hacer la entrega y, si prefieres, preséntala en una bolsa o envoltorio económico pero distintivo, pues la presentación es un detalle que te permitirá conseguir más clientes.
Algo tan simple como rociar las prendas con un suave perfume para telas puede hacer la diferencia entre tú y los demás vendedores de ropa.

Aprovecha todos los recursos a disposición: Por ejemplo, abre una página en Facebook o en otras redes sociales para dar a conocer tus productos. Invita a tus amigos y pídeles que recomienden tu página a sus propios amigos, lo cual crearas una gran red de publicidad virtualmente sin gastos. También hay numerosos sitios online, como Ebay, MercadoLibre, DeRemate y algunos más.

No te avergüences ni te dejes intimidar por las opciones, y pon mano en todo recurso posible para tener un alto volumen de venta de ropa constante.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Vender Ropa, te sugerimos que visites nuestra sección Trabajo.

Esta nota te fue útil?

39 valoraciones. El 82% dice que es útil.