¿De qué color pintar una oficina?

Colores para pintar una oficina

Hay muchas tendencias a seguir para decorar la oficina. El color, la base principal, puede ser según los tonos institucionales de la corporación, lo que el mercado determinó como más práctico o, si buscas dar un empujón de motivación a tu sitio de trabajo, siguiendo las tendencias del Feng Shui.

¿De qué color pintar la oficina según el Feng Shui?

Cada color tiene sus aportes, beneficios y también sus contras en su uso en las oficinas:

  • Los colores marrón y los tierra llaman a la calma, al descanso, y en la oficina pueden dar firmeza y seriedad. Si eres jefe, aprovéchalo. Convida la sensación de confianza y solidez. En cambio, si tu oficina busca ser más activa y dinámica, evítalo y elige una conducción más alegre de las energías.
  • El color amarillo alegra cualquier espacio, recuerda a la energía del sol, armoniza las emociones y da claridad a nuestro pensamiento. Es ideal para la oficina, aunque siempre en un tono controlado, apacible, y con toques de otros colores para balancear la concentración y el raciocinio
  • El rojo atrae las energías chi, en especial hacia los rincones y sitios oscuros. Úsalo en detalles pequeños y bien llamativos, como en una lámpara de escritorio, un toque decorativo sobre el mueble de archivos, o quizás tu propia silla.
  • Por su parte, los naranjas fusionan energías y emociones, también son alegres y, usados en toques, dan calidez e inspiración a la oficina. En la misma gama los tonos púrpura son jerárquicos, ideales para oficinas de cargos altos y de mando, donde se tomen decisiones importantes y se requiera confianza y espiritualidad.
  • Los azules son frescos, tranquilos, geniales para oficinas que buscan análisis, concentración y calma. Combínalos con otros colores para obtener aun más beneficios.
  • Los verdes son también neutrales, y llaman a la creatividad, la inspiración y las nuevas ideas. Es un gran color para la oficina.
  • El blanco es el más puro de todos, pero en la oficina debe "cortarse" con tonos cálidos que aporten emociones. Solo y por su cuenta deriva nuestra concentración y las energías lejos de la productividad buscada.
  • Por su parte, el negro es demasiado cerrado y misterioso, y no es lo mejor para la oficina. Pero combinados y con toques de otro tono, más inspirador, pueden ser una opción ideal para el espacio de trabajo.

Pinta la oficina con el color que te haga sentir bien

El Feng Shui y muchas corrientes espirituales nos recuerdan la importancia de sentirnos a gusto en el espacio de trabajo, de aportar pequeños rasgos de nuestra personalidad al ambiente físico. Por eso, también recuerda que puedes agregar tus colores a la decoración, considerando sus propios aportes de energías, logrando un ambiente productivo, motivador y confortable para tu propia personalidad.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿De qué color pintar una oficina?, te sugerimos que visites nuestra sección Trabajo.

Esta nota te fue útil?

7 valoraciones. El 71% dice que es útil.